Operar en el mercado de divisas para principiantes

abril 8

0 comments

Posted by: Lorraine Longman,
 abril 8, 2021

Minute Read

Operar en el mercado de divisas para principiantes

La palabra «Forex» es una combinación de «moneda extranjera» y «intercambio». El término designa la conversión de divisas y el gigantesco mercado mundial en el que tiene lugar. Según las últimas cifras del Banco de Pagos Internacionales, su volumen diario alcanza los 5,1 billones de dólares. Descubra los fundamentos del comercio de divisas para principiantes en nuestra completa guía.

El Forex es el mercado financiero más grande y más líquido del mundo. Dado el alcance del comercio y el turismo internacionales, esto no es sorprendente. Las monedas se cambian por tres razones principales:

  • comercio (importaciones y exportaciones),
  • el comercio (la especulación sobre las tendencias), y
  • viajar (comprar moneda para realizar pagos en el país de destino).

Los participantes también se cubren contra los riesgos de los tipos de interés o compran divisas con fines de diversificación. El sistema de divisas comprende un mercado al contado y mercados de derivados relacionados (futuros, forwards, opciones y swaps de divisas).

Fundamentos del comercio de divisas para principiantes

Hay 7.500 millones de personas en el planeta, y el cambio de divisas es importante para todas ellas. Los que nunca viajan siguen utilizando sus resultados cuando compran productos importados. El comercio internacional nos concierne a todos, al menos indirectamente. Por ejemplo, los estadounidenses compran vino francés a una empresa que paga a su proveedor en euros. El importador convierte los euros en dólares todo el tiempo.

Lo mismo ocurre con los turistas. Para viajar por Japón, un residente de la Unión Europea convierte los euros en yenes. En el extranjero, tenemos que pagar en la moneda de la otra nación. Pero, ¿cómo operar en Forex?

Fundamentos del comercio de divisas para principiantes

La naturaleza de las tarifas

Todos los cursos de comercio de divisas en línea para principiantes comienzan con la forma en que se forman los tipos de cambio. Las monedas se valoran unas frente a otras. Por ejemplo, uno de los instrumentos más líquidos, el EUR/USD, refleja el valor de 1 euro en dólares estadounidenses.

El Forex es un mercado extrabursátil, un sistema sin centro físico. Este mercado es electrónico, por lo que compradores y vendedores se conectan a través de Internet mediante un sofisticado software. Por supuesto, todavía se puede cambiar dinero en efectivo en una oficina bancaria local, pero la mayoría de las operaciones se realizan por Internet. La ausencia de una bolsa centralizada es una característica única.

Las divisas se negocian las 24 horas del día, 5 días a la semana, en todos los husos horarios. La negociación comienza en Sídney y termina en Nueva York. Otros centros importantes son París, Londres, Fráncfort, Hong Kong, Singapur y Tokio. Cuando las sesiones se solapan, el mercado registra los mayores volúmenes de negociación. Los tipos de cambio cambian constantemente, y el Forex nunca se queda quieto.

Cómo apareció el Forex

El Forex es un mercado relativamente joven. En la definición más básica, la conversión de divisas existe desde la antigüedad. Los seres humanos llevan siglos intercambiando monedas.

Sin embargo, no fue hasta la década de 1970 cuando el mercado empezó a tomar su forma actual. El acuerdo de Bretton Woods había vinculado los valores de las monedas al dólar estadounidense. La sustitución del patrón oro fue un acontecimiento cuyo valor no debe subestimarse. Cuando el sistema se derrumbó, las monedas empezaron a flotar libremente.

En la actualidad, la mayor parte del volumen la generan los bancos comerciales y de inversión, los fondos de cobertura y otros grandes actores. El mercado de divisas al por menor, en el que los particulares especulan con los tipos de interés, existe desde la década de 1990. Los operadores y los inversores aprovechan las oportunidades del mercado. En la actualidad, los términos FX, forex, mercado de divisas y mercado de divisas se utilizan indistintamente. Entonces, ¿cómo negociar divisas hoy en día?

Spot vs. Forwards vs. Futuros

Cada dimensión de Forex ofrece a los participantes una oportunidad específica de obtener beneficios. La mayoría de las operaciones se realizan en el llamado mercado al contado, que contiene los activos subyacentes de los derivados. El mercado de futuros, que en su día fue el principal, es ahora incomparable con el mercado al contado en términos de tamaño. Con la llegada del comercio electrónico y el corretaje de divisas, pasó a ser algo secundario.

La mayoría de la gente se refiere al mercado al contado cuando utiliza el término «Forex». Los futuros y los forwards son más populares entre las empresas que cubren sus riesgos relacionados con las divisas. Estos instrumentos les permiten asegurarse un precio determinado para una fecha concreta en el futuro.

En el mercado al contado, los operadores e inversores pueden comprar y vender divisas a los precios actuales. Estos se definen por las fuerzas del mercado (oferta y demanda) que se basan en innumerables factores. Los tipos de interés fijados por los bancos centrales, los flujos de importación y exportación, el desempleo, la geopolítica e incluso las expectativas de cambios políticos pueden afectar al mercado.

Las operaciones en estos mercados a precio corriente se liquidan en efectivo. Las «operaciones al contado» se definen como transacciones bilaterales. Una parte entrega una cantidad de moneda acordada a la otra parte y recibe a cambio una determinada cantidad de otra moneda. Las operaciones al contado se definen como transacciones en el presente, y no en el futuro. Sin embargo, la liquidación real se produce dos días después del cierre de la posición.

Spot vs. Forwards vs. Futuros

Futuros y Forwards

Estos mercados son drásticamente diferentes de las operaciones al contado. Se centran en los contratos, no en las monedas reales. Estos instrumentos son, en esencia, derechos a una determinada divisa a un determinado precio por unidad con una fecha de liquidación futura.

El mercado a plazo es completamente extrabursátil. Aquí, dos partes de un contrato compran y venden divisas a distancia. También establecen las condiciones entre ellos.

El mercado de futuros es diferente. Los contratos de tamaño estándar con fechas fijas se negocian a través de los mercados públicos de materias primas. Estos contratos incluyen detalles peculiares como:

  • cuántas unidades se compran o venden,
  • cuando se van a entregar,
  • cuáles son los incrementos de precio más bajos, y
  • cuando se produzca la liquidación.

Todos estos aspectos se conocen de antemano y no están sujetos a modificaciones. Los futuros se negocian en plataformas como la Bolsa Mercantil de Chicago. El papel de las bolsas es proporcionar compensación y liquidación a las partes. En Estados Unidos, el mercado está regulado por la Asociación Nacional de Futuros. Se asegura de que todos los participantes en el mercado sigan normas estrictas.

Los contratos de futuros son siempre vinculantes. Esto significa que las partes tienen obligaciones fijas que deben cumplir. Normalmente, la liquidación se produce en la bolsa en la fecha de vencimiento. Además, estos contratos pueden negociarse antes de su vencimiento.

Ambos mercados pueden utilizarse para protegerse de los riesgos cambiarios. Por lo general, las grandes empresas mundiales utilizan estos derivados para protegerse de la volatilidad futura. Al mismo tiempo, los futuros y los contratos a plazo también son negociados por los especuladores, es decir, los que se benefician de las variaciones a corto plazo de los precios.

Cómo operar con divisas para la cobertura

Las empresas que realizan negocios a nivel mundial pueden perder dinero debido a las fluctuaciones de los tipos de cambio. Cuando un fabricante compra materias primas en el extranjero, necesita pagar en la moneda del proveedor. Los ingresos de los exportadores también dependen del valor de las monedas de los países importadores. El mercado mundial de divisas ofrece una forma cómoda de protegerse contra estos riesgos. Las empresas participantes pueden asegurarse un precio determinado para sus futuras transacciones.

Para ello, los operadores pueden comprar o vender divisas en los mercados de swaps o a plazo. Esto se hace de antemano, y el tipo de cambio queda así bloqueado.

Ejemplo: Exportación a Europa

Supongamos que un fabricante de parrillas de carbón vegetal de Estados Unidos quiere exportar a Europa. Las condiciones ideales para ellos son cuando las dos monedas, el dólar estadounidense y el euro, están en paridad (1 euro por 1 dólar).

La fabricación de la parrilla cuesta 80 dólares, y el distribuidor tiene previsto ponerle un precio de 120 euros. Esto les permitirá competir con los productos rivales fabricados en la UE. En teoría, estas condiciones deberían proporcionar a la empresa 40 dólares de beneficio (dado el tipo de cambio previsto). Sin embargo, la tasa siempre cambia. El mercado de divisas nunca es estático. Entonces, ¿qué ocurre si el dólar se dispara de repente frente a la otra moneda?

Supongamos que el tipo de cambio es ahora de 0,75, por lo que 1 euro cuesta 0,75 dólares. La empresa no puede aumentar su precio de venta al público en consecuencia, ya que esto haría que el producto fuera menos competitivo. Por lo tanto, tiene que seguir vendiendo las parrillas a 120 euros por unidad. Tras el fortalecimiento del dólar, ahora sólo da 90 dólares (120 euros X 0,75 = 90 dólares). Sin embargo, la fabricación de la parrilla sigue costando 80 dólares, por lo que las variaciones del tipo de cambio se comerán el margen de beneficio. Cuanto más fuerte sea el dólar, menores serán los ingresos.

El fabricante de parrillas podría haberse protegido actuando en el mercado de divisas. Podría haber vendido sus euros a cambio de dólares mientras las monedas estaban en paridad. Posteriormente, cuando el dólar se revalorizara, el comercio aportaría un beneficio que podría compensar los escasos ingresos de las ventas de la UE. En cambio, si se observara lo contrario, y el dólar se abaratara, la empresa obtendría un mayor beneficio de su negocio en Europa. Esto compensaría la pérdida obtenida por el comercio.

Este tipo de cobertura es posible en el mercado de futuros de Forex. Como los contratos están estandarizados y una autoridad central los liquida, las ventajas para el comerciante son claras. Sin embargo, hay un inconveniente. A veces, los futuros son menos líquidos que los forwards, por lo que son más difíciles de negociar. Los contratos a plazo se compran y venden en un mercado global descentralizado que funciona en base a los tipos interbancarios.

Cómo operar en Forex

Cómo operar en Forex

Todos los operadores pretenden obtener beneficios comprando y vendiendo divisas. Su actividad depende de factores que afectan a las tasas. Estos van desde el turismo hasta los tipos de interés y la geopolítica. Todos los factores que pueden afectar a la oferta y la demanda de divisas tienen importancia. Cada día, el mercado ve la volatilidad causada por estos cambios. Para entender cómo operar con divisas, es necesario comprender estos fundamentos.

Así, como cualquier moneda puede subir o bajar frente a otra, los operadores tienen la oportunidad de monetizar sus habilidades especulativas. La naturaleza del comercio basado en pares significa que el fortalecimiento de un elemento viene con el debilitamiento del otro. El objetivo es predecir en qué dirección se moverán los tipos y abrir posiciones largas o cortas en consecuencia. Por ejemplo, pensemos en alguien que especula con el tipo de cambio entre el dólar estadounidense y el australiano. ¿Cómo operar en el mercado de divisas con este instrumento?

Si el precio del AUD/USD es de 0,75, pueden comprar 1 dólar australiano por 75 centavos de dólar. Ahora, imaginemos que la Reserva Federal aumenta el tipo de interés, lo que impulsa la demanda del dólar estadounidense a nivel mundial. Esto llevará a un tipo de cambio más bajo para el AUD/USD, ya que la moneda cotizada se fortalecerá.

Si el operador puede anticiparse a estos cambios, vende en corto sus dólares australianos por dólares estadounidenses. La subida posterior se traduce en beneficios. Por ejemplo, el tipo de cambio puede bajar a 0,50, por lo que vender el AUD antes de que baje supondrá una ganancia monetaria.

Leer más sobre: Robots de Forex: ¿Realmente los necesita?

Las divisas como activos

Todas las divisas pueden considerarse también como una clase distinta de activos. Además de las variaciones en los tipos de cambio, puede beneficiarse de la diferencia en los tipos de interés de dos monedas.

Este acuerdo se conoce como carry trade. Puede comprar una divisa con un tipo de interés más alto y vender (en corto) la que tiene un tipo de interés más bajo. Antes de la crisis mundial de 2008, la venta de yenes japoneses a cambio de libras esterlinas era una práctica muy común. La diferencia entre las tarifas era grande, y la actividad reportaría importantes beneficios.

Facilidad para negociar en línea

En la época anterior a Internet, la compra y la venta de divisas era un engorro. Esto lo hacían sobre todo las multinacionales, los fondos de cobertura y los individuos extremadamente ricos, ya que el comercio de divisas requería una inversión inicial gigantesca.

Tras la llegada de Internet, surgió el segmento minorista. Ahora, los particulares pueden convertirse en operadores minoristas de Forex y acceder a ellos a través de bancos o corredores. Gracias al apalancamiento, las empresas de corretaje pueden aumentar el poder de compra de sus clientes, permitiéndoles operar con más de lo que depositan. La proporción puede ser espectacular, por ejemplo, 1:1.000.

La complejidad de los precios en el mercado de divisas

El mercado interbancario mundial está formado por instituciones que comercian entre sí. Las partes pueden determinar los riesgos aceptables y controlarlos mediante procedimientos internos. El sector impone normas que protegen a todos los participantes.

En este segmento del mercado, los precios los determinan los participantes. Se basa en la oferta y la demanda en todo el mundo. Debido a la gran magnitud de los flujos comerciales en el sistema, es un reto para cualquier operador influir en el precio de una moneda. El mercado interbancario ofrece transparencia a los inversores.

En comparación, los operadores minoristas, los participantes de los que más oímos hablar, operan con volúmenes relativamente modestos. También pueden trabajar a través de intermediarios poco regulados. Algunos de estos corredores pueden manipular los precios e incluso operar en contra de sus clientes. Esta es una posibilidad en el modelo denominado «mesa de operaciones» o «creador de mercado». El proveedor utiliza sus propios precios en lugar de dar acceso a las cotizaciones en tiempo real.

La regulación gubernamental e industrial sigue siendo limitada o inexistente en muchos países. Por lo tanto, la mayoría de los pequeños comerciantes necesitan comprobar los antecedentes de su corredor para ver si es una entidad regulada. Por lo general, la supervisión de las organizaciones con sede en Estados Unidos y el Reino Unido es la más preferible.

Es fundamental comprobar las garantías de protección de los clientes en caso de insolvencia de la empresa. Por ejemplo, la protección del saldo negativo significa que los clientes nunca pueden perder más que su saldo positivo, incluso en el caso de operaciones apalancadas.

Precios del mercado de divisas

Beneficios y riesgos del comercio en 2020

Debido a su colosal tamaño y a su fácil acceso en línea, el mercado de divisas atrae a operadores minoristas de todo el mundo. Ofrece la mayor liquidez, lo que significa que los compradores y vendedores no tienen problemas para conectarse entre sí. Puede entrar y salir fácilmente de una posición en cualquiera de las principales divisas.

Los corredores permiten la ejecución instantánea y cobran diferenciales ajustados para muchos instrumentos. Otra ventaja importante es que el mercado de divisas rara vez duerme. Está activo las 24 horas del día, 5 días y medio a la semana. El comercio no cierra por la noche.

Además, los corredores, concesionarios y bancos ofrecen un apalancamiento impresionante. Los operadores son capaces de gestionar grandes volúmenes sin una inversión propia significativa. Este sistema aumenta los beneficios potenciales. Sin embargo, operar con margen también aumenta los riesgos típicos del mercado de divisas. Una sola mala decisión puede acabar con tu cuenta. La precaución es primordial.

El riesgo es una parte orgánica del comercio. Por el momento, el mercado de divisas sigue careciendo de regulación en muchos países. En Nigeria, por ejemplo, no hay marcos legales aplicables.

La predicción precisa no siempre es fácil. Los tipos de cambio se ven afectados por múltiples factores fundamentales. El operador debe conocer bien los indicadores económicos y las interconexiones entre los sistemas financieros nacionales. Aunque algunos operadores prefieren basarse en los indicadores técnicos, también deben tener en cuenta todos estos factores.

La mejor plataforma de comercio de divisas para principiantes

¿Qué software es el mejor para los comerciantes minoristas? Algunos corredores recomiendan sistemas universales, mientras que otros invierten en soluciones propias. Por ejemplo, la plataforma MT4 de Olymp Trade tiene su propia plataforma disponible como software de escritorio y una aplicación para smartphones.

La mejor plataforma de negociación de Forex para los principiantes son los sistemas de fácil uso. Disponen de herramientas de gráficos, actualizaciones de noticias y otras funciones de análisis técnico y fundamental. También hay un modo de demostración gratuito e ilimitado, para que los novatos puedan practicar.

El resultado final

Estos son los aspectos esenciales de cómo operar en el mercado de divisas. Hoy en día, las personas con fondos muy limitados pueden acceder al day trading o al swing trading. Gracias al apalancamiento, sus volúmenes son impulsados por los grandes corredores. Por otro lado, los inversores centrados en el largo plazo utilizan mayores volúmenes y oportunidades de carry trade para obtener ganancias monetarias. Para tener éxito, los operadores minoristas de Forex deben tener un buen conocimiento de la macroeconomía, así como de los indicadores técnicos.

Click to rate this post!
[Total: 1 Average: 1]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

You may also like

Reencuentros y correcciones
El Canal Donchian
Binomo vs Olymp Trade

Olymp Trade - Profitability on the Rise